30 de octubre de 2008

Automática

No llames a tu amigo
él es poeta, está maldito

Ezquiaga


No puedo ser más
ya no, dice Arthur
y yo le creo, pero él
sigue ahí, y yo
también, mañana

hay después tantas
cosas, cosas
muchas, y después
creo, más

conforme a la escritura
maldita[1]: yo.



[1] O también: automática.

2 comentarios:

Scar dijo...

.

Ojalá uno pudiera ser tan maldito de poesía.

Y no solo ser blanco de maldiciones.


(Seguiré intentando)

Un abrazo.

Algún bastardo dijo...

sentimientos amontonados?

quisiera compartir una duda, no crees que la poesia es algo tan interno que llegas al punto de creer que nadie mas la podrá entender?

eso me lleva a otra duda: es necesario que los demas la entiendan o solo deben disfrutarla ( se puede disfrutar sin entender?)


por eso me tiro mas por los cuentos, los entiendo mas...saco un hilo conductor

que te parece?

vale por dos porq lo puse en tu otra dire.

besos

Pat.