26 de mayo de 2008

Muerte civil

Volviendo un poco al objeto del blog:


Una araña en la esquina de la habitación desde la que puede verme e, incluso, burlarse de mí. Intento adivinar sus pensamientos. Estoy en su telaraña, en su trazo, en sus movimientos. Pero yo no consigo, como ella, la construcción de un yo inapelable, imponente.

Julio me mira y encoge los hombros.

Escucho cómo zumba, pero en realidad son gemidos. Su respiración me resulta insoportable. Sus besos, también.

En la oscuridad, percibo el zumbido de un mosquito al que es necesario matar, atraparlo y después devorarlo.

Las mantis religiosas le arrancan la cabeza al macho después de la copulación. “Consiguen lo que quieren”. Imagino que está muerto después de su piccola morte. Muerto de verdad, pero ni siquiera tuve que arrancarle la cabeza.

3 comentarios:

Julián dijo...

Yo voto.

cereales dijo...

hola amiga ehh gua.
eso.

ehh:
http://sereales.blogspot.com/

cosas divertidas encontraras. creo.

Anónimo dijo...

"julio me mira y encoge los hombros"

que raro, estará traicionando?

o es el otro julio, ese q fuma?

buenisima la tarde de hoy, no hay nada mejor q festejar una nota con amigos tomando mate con galletitas BANANAS....

Becii...

patoss